MÚSICA

La Orquesta Sinfónica Nacional interpretará la Sinfonía del nuevo mundo de Antonín Dvořák

Boletín No. 679 - 15 de mayo de 2019
  • Bajo la dirección huésped de Lior Shambadal, la agrupación del INBAL ofrecerá tres piezas de uno de los grandes creadores de la segunda mitad del siglo XX
  • Las presentaciones se realizarán en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes el 17 y 19 de mayo

La Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) interpretará este fin de semana una pieza de gran calidad del compositor checo Antonín Dvořák: la Sinfonía del nuevo mundo, en el marco del Programa 12 de la temporada anual de conciertos 2019, en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes el viernes 17 de mayo a las 20:00, y domingo 19, a las 12:15 horas.

La agrupación del INBAL interpretará a Antonín Dvořák, considerado uno de los representantes del nacionalismo checo y de los grandes creadores musicales de la segunda mitad del siglo XX, con un concierto que integra Serenata para alientos en re menor Op. 44, Scherzo capriccioso Op. 66 y Sinfonía No. 9 en mi menor Op. 95, conocida como Sinfonía del nuevo mundo.

“Para la OSN es un placer tocar este concierto. Todo el repertorio romántico tiene muchas características técnicas particulares y es difícil ejecutarlo, pero para nosotros interpretar estas tres piezas es un gran gusto y placer; esperamos que el público venga a vernos porque se van a deleitar”, comentó Alejandro Reyes, percusionista de la OSN.

Explicó que Serenata para alientos en re menor, Op. 44 es una obra maestra dentro de la música de cámara, lo que quiere decir que es para un grupo pequeño de instrumentos, mientras que la obra Scherzo capriccioso es para gran orquesta “y es una composición de gran colorido que va de la mano de Dvořák.

“Para cerrar el concierto vamos a interpretar Sinfonía No. 9 en mi menor, Op. 95, Del nuevo mundo, una pieza que tiene una historia muy buena, ya que Dvořák la compone cuando viene a América. Está dividida en cuatro partes y es muy hermosa. Creo que, desde hace muchos años, es la sinfonía preferida de Dvořák para el público, porque es increíble”, mencionó.

Sobre la dirección huésped a cargo del maestro Lior Shambadal, quien ha dirigido orquestas en Europa, además de China, Japón, Corea y América del Sur, dijo que es alguien que ha participado con la OSN en diversas ocasiones. “Es director de la Sinfónica de Berlín desde hace años y es un maestro extraordinario, además de una persona muy simpática. Es increíble trabajar con él”.

Realmente será un concierto familiar y muy disfrutable —comentó Reyes —, desde la primera hasta la última nota.  Hay dos tipos de música solamente, la buena y la mala, sin importar el género. La buena es la que es resultado de una necesidad expresiva y la mala es la que resulta de una necesidad económica.

“Pero la música de Dvořák es de altísima calidad, porque para tocar sus notas se necesita de 10 a 15 años de preparación.  Es una música que conocí a los ocho años y me enamoré inmediatamente de ella. Todos son bienvenidos a escucharla, por eso esperamos que asistan al Palacio de Bellas Artes”, concluyó el también maestro del Conservatorio Nacional de Música del INBAL.

---000---